Twitter icon
Facebook icon

Golpes de calor: cómo debemos actuar

El Dr. Fernando Cabrini, integrante del cuerpo médico del Centro Municipal de Salud, explicó cuáles son los síntomas de un golpe de calor, brindó recomendaciones y aclaró qué grupos deben estar alerta por tener mayores riesgos.

Acerca de los tipos de golpes de calor, el profesional explicó que existe una pequeña diferencia con los casos de insolación: “En una primera etapa puede producirse la insolación, que es la exposición a los rayos solares de forma inadecuada, y que puede ocasionar molestias importantes. ¿Quién no ha sentido la quemazón de una insolación por exponerse rápidamente al sol cuando vamos al mar? Además de las molestias, puede presentarse dolor, enrojecimiento de la piel e incluso la aparición de ampollas. Aparecen también síntomas como cansancio, debilidad, irritabilidad y, en algunos casos, náuseas y vómitos”.

“La insolación no conlleva a lo que se conoce como hipertermia, que son temperaturas corporales elevadas, en algunos casos superiores a los 39 grados de temperatura. Esto ya pasa a formar parte de una segunda etapa y ya puede definirse como golpe de calor donde aparecen síntomas más serios. Esta hipertermia comienza a causar daños en estructuras vitales, por lo que puede llegar a ser mortal. El golpe se caracteriza por la afectaciones neurológicas del sistema nervioso central y posteriormente, a medida que no se soluciona, comienzan a afectarse órganos vitales como el tubo digestivo, el intestino, el hígado, el aparato respiratorio, los riñones y los aparatos cardiovasculares. Empieza a aparecer esta falla multiorgánica que, si no es tratada de forma urgente, puede tener complicaciones muy serias”.

Posteriormente, el profesional aclaró cuáles son los llamados “grupos de riesgo” en estos casos: “Los grupos de riesgo pueden ser, en primer lugar, la franja étarea que abarca desde los recién nacidos hasta los menores de un año. El manejo de la temperatura corporal en este grupo todavía está en desarrollo, hay una especie de inmadurez, por lo que el exceso de calor se complica más en esta edad. En el otro extremo de la vida, con las personas superiores a los 65 años, también pueden producirse las secuelas mas serias y la mortalidad es mayor. Por último, hay otro grupo que son los jóvenes que se pueden exponer a este golpe por realizar actividad fisica en horarios extremos. En este sentido, podemos distinguir al golpe de calor de dos maneras: el clásico, que es cuando el individuo recibe más calor que el que puede disipar -sería el caso de las personas mayores- y el otro caso es el golpe de calor que se da cuando se desarrollan ejercicios en horarios no aconsejados, por lo que el cuerpo no puede disiparlo, ya que el individuo no lo permite porque continúa generando calor con la actividad física que desarrolla”.

Respecto de las recomendaciones, el Dr. Cabrini expresó: “Hay muchas maneras de actuar. Por ejemplo, es importante tratar de evitar la exposición a los rayos solares en los horarios no aconsejados, que suelen ser de 11:00 a 16:00. No hacemos bien cuando vamos de vacaciones y nos exponemos por muchas horas al sol. En segundo lugar, hay que tratar de hidratarse bien, estar a la sombra, tomar líquido -mucho más de lo habitualmente recomendado- y usar ropa ligera”.

Finalmente, enumeró cuáles serían las acciones inmediatas en caso de tener que ayudar a alguien que esté sufriendo un golpe de calor: “Retirarlo del ambiente a un lugar fresco y bien ventilado, tratar de poner compresas de agua fría en la cabeza, el cuello, las zonas inguinales y las axilas. Además pueden acercarlo a un ventilador, hidratarlo abundantemente con agua y no con bebidas azucaradas”.

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)